Por qué no debes hacer trabajos gratis como redactor

Especialmente si estás comenzando tu carrera como redactor o copywriter pensarás que deberás trabajar gratis mientras armas tu portafolio.

Déjame decirte que NO, no lo hagas, es preferible que, si no tienes experiencia todavía ni trabajos que mostrar, realices otras acciones que te voy a recomendar a continuación.

Voy a insistir de nuevo: No regales tu trabajo. Y si quieres regalarlo, que quede muy en claro cuáles son las condiciones para que nadie se aproveche de ti más adelante.

¿Qué hacer si no tengo experiencia como redactor?

Lo primero que no debes hacer es regalar tu trabajo. Ya lo dije pero quiero que te quede bien grabado. Lo segundo que debes hacer es comenzar a trabajar tu marca personal y abrir un blog.

Tu marca personal te permitirá diferenciarte del resto de la competencia, que son otros redactores y copywriters como tú. Determina cuál es tu voz, cuáles son tus colores, si quieres tener un logo y cómo te vas a dar a conocer.

“Pero, Ermelinda, no tengo nada de experiencia”. No importa, para eso es mi segunda sugerencia de comenzar un blog porque allí vas a comenzar a colgar contenido que tú vas a crear y te servirán de portafolio. Si eres fanático de la música de rock, haz un blog de rock, si te gusta el tenis, haz un blog de tenis, o si te gustan muchos temas, puedes escribir sobre varias cosas.

Esos posts pueden ser tips, noticias, tu opinión, entrevistas, literalmente lo que quieras, pero deben ser profesionales. Literalmente, si estás comenzando, serán tu carta de presentación para encontrar trabajo y que potenciales empleadores vean lo que eres capaz de hacer.

¿Y si me piden trabajo gratis?

Hoy en día a mi, incluso teniendo un portafolio, este blog que estás leyendo y escribiendo activamente en varios otros blogs de vez en cuando me piden trabajo gratis. Hace poco fue por hacerle un favor a mi papá que quiso que atendiera gratis a la hija de un amigo suyo. Prácticamente me comprometió sin consultarlo conmigo, entonces lo hice.

Pero el problema es que así te pidan un trabajo que no te van a pagar, sí te van a exigir y es probable que este cliente que no te pagará sea más exigente que aquellos que sí pagan. O quizás sí te pagan pero poco.

Cuando todavía era estudiante de comunicación social hice tres pasantías. En la primera no me pagaron ni un centavo, ni siquiera para transporte o comida. Las otras dos sí me pagaron pero creo que era hasta menos de un sueldo mínimo.

Hoy en día creo que incluso a los pasantes sin experiencias hay que pagarles porque están invirtiendo su tiempo y nadie en el mundo debería regalar su esfuerzo, así sean aprendices. Puedo entender que por desespero o porque quizás piensas que es una única oportunidad aceptes el trabajo gratis, pero en dado caso, no debería ser más de algunas semanas. La idea de una pasantía es aprender y si ya has aprendido algo, es hora de recibir remuneración por ello.

Sin embargo, sigue estos tips que te he dado sobre tu marca personal y la creación de un blog que te permita practicar y tener un portafolio que mostrar. Allá en 2005 cuando hice esa pasantía gratis no existían las redes sociales (usábamos el Messenger) y no estaba WordPress que le permite a cualquiera hacer un blog, así que, ¡tienes mucha ventaja!

También quisiera invitarte a que le eches un vistazo a los cursos de redacción SEO y copywriting que pueden interesarte para ampliar tu conocimiento y especializarte más.

Comments (0)
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *