Mi problema con los textos largos en copywriting

Muy probablemente lo habrás visto: Posts de redes sociales eternos, landing pages con 40 scrolls. Todo, supuestamente, para persuadirte de que realices una acción, lo más usual, una compra en copywriting.

Por alguna razón, desde que estudié periodismo en la universidad, me costaba hacer textos largos. Los exámenes de desarrollo, como por ejemplo historia, no me tomaban más de un folio. En cambio, veía a mis compañeros pidiendo un folio adicional. Yo sentía que ya había dicho todo lo que tenía que decir. 

Igual me sucedió en clases de redacción. Me pedían una cuartilla, y eso tenías. Lo justo y necesario. En mi vida profesional como redactora y copywriter soy igual de breve. Si ya coloqué lo que tenía que colocar, está listo, todo lo demás es paja.

¿Es igual en copywriting?

Sin embargo, así no opinan los expertos en copywriting, en otras palabras, redacción persuasiva o publicitaria. Ellos dicen que hay que ahondar para poder tocarle la llaga al lector y persuadirlo. ¿Pero es realmente necesario? Me hallo encontrada.

Hace poco en el blog de Conversemos en Digital hablamos sobre la longitud ideal de un post para un blog. Que es otro tema muy polémico.

Quizás en algún momento más adelante en mi carrera (aunque ya tengo 16 años de experiencia) cambie de opinión. Hoy en día pienso que DEPENDE. Quizás en una carta de ventas o un landing page te convenga escribir tanto que hagas una página que necesita más de 40 scrolls para verla completa. Yo jamás he hecho un trabajo así. Me gusta ser breve y directa. Quizás si estuvieses haciendo scrapping te resulte más fácil escribir 10 mil palabras, pero del resto ¿cómo hacer?

Pero, vamos a estar claros, creo que sí es verdad que puedes ser más persuasivo si escribes más y más, siempre y cuando no sea paja, sino contenido de calidad.

También he comprendido que se hacen textos largos, no quizás para que el lector los lea todos sino que vaya escaneando y tomando un poco de aquí y un poco de allá. A no ser que, claro está, desee leerlo todo para convencerse.

Hay otra realidad que he tenido que afrontar y es que quizás estoy juzgando el asunto desde mi punto de vista y es que yo, en lo particular, detesto leer bloques de textos y landing pages muy largos. Casi siempre trato de informarme sobre algo rápidamente y si me convence, lo hará de inmediato. Pero esa soy yo, no toda la población que usa internet (o quizás ese texto no estaba pensado para mi).

¿Qué opinas tú? ¿Hay contextos en donde es necesario hacer textos muy largos o no tiene sentido?

Comments (0)
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *