Lenguaje inclusivo, ¿sí o no?

Seré directa y honesta. No me gusta el lenguaje inclusivo. Claro que te diré mis razones, pero eso no significa que tengo la razón, es solo mi opinión. Y si la tuya es distinta, es válida también y te la respeto.

Pero, a ver, por si no sabes de qué te hablo. ¿Qué es el lenguaje inclusivo? 

De acuerdo con el sitio web de las Naciones Unidas, se trata de un lenguaje que es inclusivo en cuanto al género y consiste en una forma de expresarse oralmente y por escrito sin discriminar a un sexo, género social o identidad de género alguna. También busca que no se perpetúen estereotipos de género.

Según ellos, al emplear un lenguaje inclusivo en cuanto al género, se promueven la igualdad de género y se combaten los prejuicios.

En el idioma castellano usualmente hablamos, cuando no estamos haciendo referencia específica a un hombre o una mujer, en masculino. Por ejemplo, yo, que soy mujer y así me identifico, utilizaría “aquí estamos todos reunidos” para referirme a un grupo en el que hay hombres y mujeres, así haya un solo hombre en el montón.

La RAE dice que esta visión del mundo que se centra en un punto de vista masculino se le llama androcentrismo. Es por ello que movimientos feministas y LGBTIQ+ reclaman que es necesario un lenguaje igualitario para que así todas las personas se sientan representadas. “Como es evidente, no existe una sola visión del mundo (hombre) ni tampoco dos (hombre y mujer)”, explica el sitio web Crehana en un artículo relacionado.

Pero… ¿cuántas personas realmente abogan por un lenguaje inclusivo? ¿O se trata de una minoría que habla muy alto?

tweet lenguaje inclusivo encuesta

Así que, como pueden ver en la imagen anterior, me fui a Twitter para preguntarles a mis seguidores qué opinan al respecto y 10 personas que votaron opinan que no debemos utilizar un lenguaje inclusivo, al menos no en castellano.

tweet lenguaje inclusivo

Un usuario agrega que existen idiomas como el alemán y el sueco que sí tienen estas formas neutrales (honestamente no lo sé ya que no hablo estas lenguas). Sin embargo, no logré encontrar información sobre esto en internet. Más bien, hallé un post de Zenit donde indican que Alemania no está a favor del lenguaje inclusivo ya que no permite una correcta legibilidad del idioma.

Tipos de lenguaje inclusivo

De acuerdo con Crehana, hay dos tipos de lenguajes inclusivos, el no sexista y el no binario.

El no sexista se utiliza para representar al mismo tiempo a hombres y mujeres sin tener que hacerlo con una palabra con género masculino, aunque también existen palabras femeninas para referirse a un grupo, como por ejemplo “personas”. En este caso, si vas a decir “los lectores”, también dirías “las lectoras”.

En el caso del lenguaje inclusivo no binario, este es implementado para incorporar a las personas fuera del sistema binario (hombre y mujer). Aquí en lugar de usar las vocales “a” u “o”, se usa la “e”. Es cuando escribes “todes” para abarcar a todos los géneros posibles. También se suele usar con una “x”. 

Este último tipo yo lo he visto en copywriting bastante últimamente y parece ser que dependerá de cada marca si desea implementarlo o no como parte de su personalidad. Es más si tu marca personal es inclusiva, yo te diría que sí debes utilizarlo.

Por qué yo no uso lenguaje inclusivo

Comencemos por un hecho, que quizás me hace sesgarme en mi opinión, y es que soy mujer biológica, me identifico como tal y soy heterosexual. Digamos que es una posición socialmente aceptada. 

Desde mi punto de vista, no me ofende (tampoco soy feminista y mucho menos machista) que para hablar en términos generales en castellano, se use la forma masculina. Realmente, ni me afecta, ni me importa y es lo que considero natural ya que desde que aprendí a hablar, así ha sido.

Siento que además se ve feo a la vista colocar cosas como “todes” con la letra “e” a fin de no usar “a” u “o” o, en su defecto, una “x” como “todxs” o una arroba incluso. 

No sé si es por mi formación como periodista, especializada en escritura y en cómo aprendí a escribir, que visualmente me choca. Pero, como todas las opiniones, es posible que cambie de opinión más adelante.

Además, creo que al seguir utilizando el idioma castellano como siempre lo hemos hecho no significa que no tengamos empatía para las personas que abogan por un lenguaje inclusivo. Yo, por mi parte, no le paro. Es hablar y ya, sin pensar en teorías conspirativas para “ofender a la comunidad LGBTIQ+” o algo parecido.

Creo que no debemos darle tantas vueltas, pero, si se va a hacer un cambio, entonces tiene que ser global. Nada de que algunos escribimos para todes y otros para todos.

¿Qué opinas tú? ¿Usarías lenguaje inclusivo en copywriting o en cualquier tipo de redacción?

Comments (0)
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *