¿Cómo fijo los precios de mis servicios de redacción o copywriting?

¿Sabías que para ganar más debes mejorar los precios? Claro está que si quiero más dinero tengo que cobrar más y mejorar los precios de mis servicios, pero no se trata solo de tener una tarifa justa según lo que ofreces sino de una estrategia de precios que atraiga más ventas.

El precio va a determinar si el negocio o venta se concreta o no y, sin embargo, lo solemos poner al final. Ese es uno de varios errores que se pueden cometer, hay hay otros a tomar en consideración:

  1. Utilizar un exceso de características

Esto ocurre cuando colocas demasiadas cosas juntas y ofreces un súper combo que tiene tanto que al final intimida y nadie te compra. Por ejemplo: Te hago la página web, el copywriting, tres landing pages, te llevo las redes sociales y mensualmente actualizo el blog.

  1. Minivación

Se trata de ofrecer cosas que está fuera de nuestro negocio principal y hace que los clientes se descoloquen y no entienden por qué les ofreces aquello.

  1. Gemas ocultas

Muy probablemente tu producto o servicio tiene elementos de valor, pero si no sabes darles el trato o exposición apropiada, será una gema oculta que nadie nunca verá, ni te comprará, por supuesto.

  1. Zombies

Son esas cosas que lanzamos y nadie nunca nos compra. Hay que eliminarlos del menú de opciones.

Entonces, ¿cuáles serían las recomendaciones para fijar el mejor precio posible?

En primer lugar, medir siempre la intención de pago desde el principio y fijar un rango de precios sobre el cual te puedas manejar. Luego, evita siempre dar soluciones únicas. Segmenta a tus clientes con ese rango de precios, el cual será único para cada segmento.

Planifica también la forma en cómo cobras. Es más importante que la cantidad para establecer los precios de mis servicios.

Sumado a todo esto deberás investigar qué es lo que tu clientela considera como un precio caro, aceptable y prohibitivo. Mediante encuestas podrás averiguar si los precios que estás ofreciendo se adecúan a lo que esperan de ti. Evalúa que es lo mejor y lo peor que tienes a disposición y descarta lo que a nadie le interesa.

Diseña tus productos

Te recomiendo considerar tres tipos de diseño de productos. Los líderes que traerán ventas continuamente, los filler, que atraerán algunas ventas y los killer que deberás dejarlos por fuera porque te hacen más bien perder.

Además, fija precios por:

  1. Costes que tengas asociados a las ventas.
  2. Según lo que ofrece la competencia.
  3. Por el valor de lo que ofreces.

Debes considerar el valor de lo que ofreces recordando que el cliente siempre te va a comparar con otros, así que debes tenerlo bien claro a fin de que al final te elijan a ti y no a la competencia. Cuando pienso en los precios de mis servicios siempre tengo en cuenta cuánto vale lo que ofrezco y dentro de ese análisis va: Mi experiencia, mi calidad, tiempo de entrega y portafolio.

Por ejemplo, cuando hago redacción SEO y quieren ver resultados de posicionamiento rápido, debo considerar ello para la cotización ya que se requerirá producir muchísimo más contenido al mes a fin de potenciar el ranking en buscadores. 

Por último, realiza una evaluación de precios cada tres meses. Haz un experimento, cambia un poco las cosas, para ver cómo te va. Recuerda que los precios van a depender tanto de factores externos (competencia, presupuesto del cliente, marca, conocimiento el mercado y ubicación) como internos (costes fijos, costes indirectos, tiempo invertido). 

¿De qué formas fijas tus precios? En mis cursos de copywriting y de redacción SEO hablo un poco sobre tarifas y de salir al mercado, si te interesa echarle un vistazo. Y si estás comenzando con tu marca de copywriting, te dejo acá algunos tips.

Comments (0)
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *